jueves, diciembre 07, 2006

La tarea de la nueva poesia.



...O la nueva tarea de la poesía

"Hay que ser absolutamente moderno."
Arthur Rimbaud

Si bien, Rimbaud, a pesar de estar bastante lejos, temáticamente como cronológicamente (simbolista y romanticista del siglo XVIII), no se equivoca en su apreciación y esto lo pasaremos a revisar a continuación al definir la modernidad del arte.

El arte, en nuestro país esta pasando por una de sus peores etapas, pues se tiene a la mano una gran variedad de medios de comunicación, no hay un interés real por acercar este producto cultural a la sociedad. Este breve ensayo pretende desentrañar los motivos de este estado del arte, tomando en cuenta que nuestra patria es la cuna de grandes artistas.

“Poetastros de Chile y abrómicos de Europa
Arrojad la cachimba, el rabel y la pluma
Y oíd: yo quiero hablaros humildemente ahora;
Vosotros habéis dicho las palabras más hondas
Y sin embargo hay cosas que no se han dicho nunca.”
Fragmento de Sátira de Pablo de Rokha

De Rokha, vanguardista, siempre adelantado a su tiempo, nos entrega un esbozo del primer paso sobre la nueva tarea de la poesía, ciertamente Naín Gomez reconoce en de Rokha a un yo hipertrofiado, éste, más que lo anterior, manifiesta un yo universalizado, convirtiéndolo en un hombre sin nombre, no sería lo que deseo rescatar por sobre todo. De Rokha, en su poema Sátira, llama a los poetas a “descosmopolitizarse”, a aterrizar su poesía sobre la tierra(a). A llegar al corazón del hombre a través de su reconocimiento con el poema, pero, a mi parecer, hace falta el sumar otro aspecto, este llamado hombre, ¿Quién es?, ¿Qué desea?, o sea, ¿Cómo podemos llegar a un hombre apático y ensimismado?.
A decir verdad solo la práctica ha entregado la respuesta, actualmente los ambientes “seudo culturales” no enfrentan un ambiente de respeto a esa actividad tan importante para el hombre, sino más bien se nos presentan como cuna para el snobismo y la charlatanería barata, espacios que deberían ser cuna del intelectualismo, pero que vemos que se ha desvirtuado la labor universalizadora de la cultura (y aquí, lamentablemente, vale decir universidad o casas de la cultura) donde los “artistas” ensanchan su ego, llenándolo solo con aire y risas de un público que solo ríe y aplaude mecánicamente. Podríamos acusar de esto a la falta de espacios como tal (recitales, el gobierno y su compromiso por el arte) o al verdadero estudio, por parte de los artistas, de lo que es y debe ser el arte.


¿Dónde?

Un Poeta Maldito
No se corta las venas,
Se baña con la sangre
De los caídos
Arte Macial de Bruno Vidal

Dado el estado en que está la apreciación de este importante ápice de la cultura debemos vislumbrar el papel del poeta en la sociedad para revolucionar ésta.
Si vemos el panorama que tiene el arte en nuestro país (puesto que en el resto de nuestra Latinoamérica la cosa es bastante diferente) nos encontramos o con fósiles en sus palacios de marfil hablando de nuevas estructuras, de descuartización del lenguaje para “engatusar” al lector o de llegar a una “hiper abstracción del lenguaje” (Parra o Zurita, sin desmerecer su labor poética) o bien tenemos a los románticos delirantes de la poesía maldita que bien nos retrata Bruno Vidal. Entonces vemos como la poesía se ha alejado de la sociedad misma pues no ha sabido comunicarse bien con esta “masa anónima”.
Dado el tema de la sociedad, ya tratado anteriormente, debemos definir que el poeta debe tocar a la sociedad con lenguaje que impacte y ataque a este lector apático en orden de ponerlo en conflicto consigo mismo para así hacerlo conciente de su ignorancia.

Poesía y Revolución

Respecto de este delicado tema, me remito a lo dicho por de Rokha, “mi poesía es mi militancia”, pero que papel juega la revolución dentro de nuestra poesía.
La poesía debe estar atacada del hombre nuevo que debemos crear, de la denuncia que debemos hacer al mundo, o sea, crítica y vanguardista, destruir y crear. Pero, en este momento si el pueblo no es lo suficientemente conciente, respetuoso o “letrado”(b), la revolución debe supeditarse a despertar mentes (algo parecido a lo que decía Jello Biafra en sus discursos “I Blow Minds for a Living”, Vuelo Mentes para Ganarme la Vida”), a levantar al hombre del letargo que le han producido 15 años de muerte mental y 15 años de pasividad mental. He aquí mi propuesta sobre la necesidad y el que hacer con la poesía. Una poesía con “manzanitas” para no justificar la ignorancia con la incompetencia y la apatía.

Con halagos ya no logramos nada,
Hasta ahora
La poesía que no entierra un puñal en el ojo y corazón de la victima
Es solo parafraseo,
Un colorido cacareo de avecillas infames y desplumadas
Con el ego de fornidos Cóndores de Fuego.

Ya no se necesita al poeta llorón, o ese que solo cacarea para lograr unas risas y aplausos del público, el poeta debe tocar con sus palabras el corazón e impactar al hombre, el poema debe ser el puñal que atraviese a la victima (lector) hasta lo más profundo de su sensibilidad, sea horrorificándole, impactándole y sobre todo despertándole para que recuerde que esta vivo (cercano al teatro de la crueldad de Antoine Artaud) el lector no debe ser alagado, no se lo merece, si el poema es capaz de producirle gastritis, el poeta logró llegar más allá. La poesía debe dejar de ser un acto personal y visceral, debe empezar a convertirse en una pandemia universal capaz de tocar a cada ser humano en lo más interno que tiene.

(a) En esto deseo hacer una marcada diferencia con Nicanor Parra, y su “bajada del Olimpo”, pues de Rokha no llama a una popularización del lenguaje, del cual Parra abusa hasta convertir el coloquio en cacareo populachento, desmitificando al hombre nuevo, sin presentar una solución a esta apática sociedad, en donde solo se aplaude, asiente y sonríe a los poemas de estos “poetastros” que solo cacarean por aplausos, no por entendimiento y/o compresión del “público”.

(b) Pongo “letrado” dado el mal sentido que se le atribuye a los intelectualoides y snobs que se ensalzan en su “conocimiento” para hinchar su ego individualista y vacio. Sinó que me refiero a un pueblo que a sido formado con valores de cultura, de respeto a sus raíces, su historia y su arte.

Daniel Vargas.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home